Las ventas por el Día de la Madre registran la mayor caída en 20 años


La estimación fue realizada la consultora Indecom (Instituto de Estudios de Consumo Masivo) cuando aún faltan tres días para una celebración que esta vez será muy distinta por la cuarentena


Esta semana volvieron a abrir los shoppings, luego de casi siete meses cerrados

A pocos días de celebrarse el Día de la Madre, desde el sector comercial anticipan una caída de las ventas con respecto al año anterior. Según un relevamiento de la consultora Indecom (Instituto de Estudios de Consumo Masivo), realizado a pocos días de la celebración, las ventas podrían llegar a caer hasta un 20 por ciento.

“A pesar de las ofertas, promociones especiales, descuentos con cupones y cuotas, la ventas cayeron mas de un 40% en volúmenes de facturación y la tendencia ya es invariable, con un gasto promedio por ticket de $900”, señaló el informe de la consultora.

La imposibilidad de reunirse el domingo también hace que muchos posterguen la compra de los regalos para cuando puedan encontrarse, reduciendo notablemente las ventas masivas

Indecom detalló que el estudio se realizó sobre 224 comercios mayoristas y minoristas de rubros como indumentaria, calzado, perfumería, electrónica, bijouterie, centros de belleza, restaurantes, bombonerías y florerías de Capital federal, Gran Buenos Aires, Córdoba, Mar del Plata, Rosario, Santa Fe y Mendoza. También se relevaron portales de ventas online, sitios web de empresas de venta multirubro y estadísticas de diferentes cámaras empresarias.

El trabajo señaló que las ventas cayeron en promedio un 41,7% a nivel general, superando la caída del 35,6% registrada en el año 2001, apenas 45 días antes del estallido social por la crisis política y económica que se produjo durante el gobierno de Fernando de la Rúa.

“A la recesión económica que ya atravesaba Argentina, a la inflación insostenible y a la incertidumbre lógica que genera un cambio de gobierno, se sumó la caída en el empleo, las suspensiones y el parate en un sinfín de actividades como consecuencia de la pandemia, conformando un combo destructivo para el bolsillo de los consumidores”, explicó Miguel Calvete, presidente de Indecom.

«La imposibilidad de reunirse el domingo también hace que muchos posterguen la compra de los regalos para cuando puedan encontrarse, reduciendo notablemente las ventas masivas que suelen concretarse para esta fecha”, agregó.

Según el estudio, la suba promedio interanual se ubica en el 44,3%, con un piso de un 25,3% (por ejemplo en indumentaria o lencería) y hasta un 63,3% en artículos importados (como joyas, perfumes y electrónica).

Según Calvete, se suponía que iba a haber una caída importante tras las notorias bajas en el consumo que se produjeron fundamentalmente desde el inicio del aislamiento social obligatorio. Pero sorprendió que el desplome en las ventas sea tan pronunciado en una fecha tan especial.

Por otra parte, a pesar de que casi el 60% de los locales relevados hizo alguna promoción especial para la fecha, con descuentos de hasta 30 %, cuotas sin interés, ofertas en productos seleccionados, cupones para sorteos, 2×1, entre otros, el sondeo muestra que el incremento de precios es muy pronunciado en relación a 2019.

Los artículos de producción nacional registran aumentos que llegan al 45,2% mientras que los artículos importados de primeras marcas tuvieron subas de hasta un 100 % más caros que hace 12 meses.

“En el caso de los artículos importados, la suba tan marcada se corresponde, obviamente, con la devaluación que sufrió el dólar en lo que va del año y también a la eterna especulación de los comerciantes que buscan salvar el semestre con las ventas por esta fecha”, advirtió Calvete.

Según el estudio, la suba promedio interanual se ubica en el 44,3%, con un piso de un 25,3% (por ejemplo en indumentaria o lencería) y hasta un 63,3% en artículos importados (como joyas, perfumes y electrónica).

La falta o la reducción de ingresos durante la pandemia ha hecho que mucha gente haya colapsado sus tarjetas

El trabajo señala que que 5 de cada 10 hijos está gastando un promedio de entre $880 y $1000 en el regalo, mientras que 3 de cada 10 llegará a un promedio máximo de $ 2200. Y solo dos de cada 10 evalúa estar por encima de eso. “Esto demuestra que habrá muy pocas ventas de tecnología, donde el gasto mínimo promedio oscila los $10,200, y de indumentaria o calzado de primeras marcas, donde los precios mínimos parten de un promedio de $3000”, analizó el informe.

Para Calvete, a pesar de que las tarjetas de crédito son el medio de pago más elegido, este año, ni el financiamiento con Ahora 12, Ahora 18 está motivando a la gente para apostar a compras más arriesgadas. “La falta o la reducción de ingresos durante la pandemia ha hecho que mucha gente haya colapsado sus tarjetas y que, a esta altura, ya no tengan margen de financiación”, dijo.

El sondeo también destaca que la falta de pago del IFE 4 hizo que muchas familias no puedan cubrir sus gastos básicos. Finalmente, Miguel Calvete explicó que actualmente los productos de consumo masivo y el pago de tarifas y servicios se llevan la mayoría del ingreso disponible de los argentinos.

 

 

 

 

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *