Barcelona en llamas: la moción de censura para que renuncie toda la comisión directiva


El Huracán Messi sigue generando una revolución en Barcelona: la moción de censura unitaria contra la junta directiva que lidera Josep Maria Bartomeu ya se hizo efectiva. La iniciativa cuenta con el apoyo de los precandidatos Víctor Font, Jordi Farré -impulsor de la moción- y Lluís Fernández-Alá y también con el de hasta ocho grupos de opinión blaugrana.


¿En qué consiste este voto de censura? Se presentó este viernes por la mañana a través de una rueda de prensa telemática y exige «la dimisión inmediata de la junta directiva al completo» y hace un llamamiento a todos los socios del Barça para que «se vuelquen con esta moción dado el momento muy, muy complicado que vive el club».

El Diario Sport dio detalles acerca de cómo se desarrolló esa conferencia. Marc Duch, presidente de ‘Manifest Blaugrana’, fue el encargado de tomar la palabra en el nombre de los tres precandidatos citados y también ocho grupos de opinión culé: Compromissaris FCB, Dignitat Blaugrana, El Cor Blaugrana, El Senyor Ramon, La Resistència del Palau, Manifest Blaugrana, Seguiment FCB y #Noiestwitterbarça. Según explicó Duch, Joan Laporta no se pronunció ni a favor ni en contra de la moción, mientras que Agustí Benedito sí dejó claro que no se alinea con dicha acción.

«Exigimos la dimisión inmediata de la actual junta directiva del FC Barcelona. El objetivo de dicha moción es forzar la dimisión al completo de la Junta y poner en manos de otras personas el momento actual por el bien del club», explicó Duch, junto a Ricard Faura, de Dignitat Blaugrana.

Duch destacó que, en su opinión, esta moción es «única e histórica» ya que nunca antes se había logrado un consenso tan grande al margen de los intereses de cada corriente. «Es la primera moción que se ha hecho con carácter transversal. Pedimos al socio que se responsabilice de la situación actual del club», ha dicho antes de remarcar que si la moción no se ha hecho antes ha sido porque no existía el suficiente consenso que ahora sí hay.

La moción de censura tendrá mayor desarrollo en los próximos días, cuando iniciará la recolección de las 16.000 firmas necesarias, un objetivo complicado de alcanzar teniendo en cuenta el contexto. «El hándicap es importante, pero no podemos cambiar el contexto que hay. Pasaremos al club una batería de propuestas para hacer el proceso lo más fácil y seguro para todos los socios. Estamos en medo de una pandemia, y quizá haya que modificar algunos de los procedimientos habituales. Esperamos que el Barça ponga facilidades», ha comentado Duch, quien ha animado a los socios a ofrecer su local o espacio para la recogida de firmas.

 

 

Fuente: La nación deportes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *