Alberto se solidarizó con Lorenzetti por el apriete macrista en su casa, «Sufrió un escrache propio del fascismo»


El Presidente expresó hoy su solidaridad con el juez de la Corte Suprema por el escrache que sufrió en su casa en la ciudad santafesina de Rafaela organizado por dirigentes de Juntos por el Cambio. El mandatario llamó «a la reflexión» al comparar esas expresiones de rechazo con «lo más vil del fascismo y nazismo». Todo lo que dijo.


Después de la escalada de presión mediática y política del macrismo sobre la Corte Suprema para intentar empujar a que intervenga y salve a los jueces Leopolgo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli de volver a sus cargos constitucionales y finalmente el escrache organizado por dirigentes de Juntos por el Cambio contra Ricardo Lorenzettiel presidente Alberto Fernández se solidarizó con este magistrado del máximo tribunal comparó estas acciones con «lo más vil del fascismo».

«Me solidarizo con Ricardo Lorenzetti, y con Sergio (Massa), que días atrás vivió lo mismo en su casa con Malena (Galmarini), como me solidarizo con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que sufre permanentemente los escraches», aseguró el jefe de Estado en el marco de un acto por la inauguración del Hospital Néstor Kirchner en Escobar.

Y continuó: «(Lorenzetti) sufrió  el más vil de los escraches, propio del fascismo. Esto no tiene nada que ver con la democracia. Tal vez podamos llamarnos a la cordura. No todo es disputa política. En el medio hay argentinos que sufren. Lo que hace falta es que nos ocupemos de hacer lo que hay que hacer como clase dirigente. Esta democracia nos costó 30 mil vidas. Vamos a cuidarla», dijo el mandatario.

 

El sábado, el ex titular del máximo tribunal fue víctima de un eschache en su casa de Rafaela, cuando una caravana de autos la emprendió a bocinazos para intentar condicionar el  voto del supremo respecto del traslado a dedo de los camaristas Bertuzzi y Bruglia y del juez Castelli, que el máximo tribunal resolverá este martes en un plenario que fue convocado de manera extraordinaria por el presidente del cuerpo designado durante el mandato de Mauricio Macri, Carlos Rosenkrantz.

«Eso no es un reclamo popular, no es un reclamo a las instituciones, es el más vil de los escraches, propio del fascismo y del nazismo, y no tiene nada que ver con la democracia», enfatizó el Presidente.

En un acto con conexión virtual con diferentes provincias argentinas, el mandatario cuestionó este tipo de manifestaciones, que dijo, «muestran intolerancia». Y agregó: «Los reclamos que se hacen, del modo que se hacen, no son reclamos sino que dejan en evidencia la peor muestra de intolerancia y respeto a la democracia que le costó 30.000 vidas a la Argentina».

«No vamos a negociarla, vamos a cuidarla», advirtió el mandatario respecto a la democracia.

En otro tramo de su mensaje, Fernández se refirió a situación epidemiológica del país en el marco de la pandemia de coronavirus al remarcar su «preocupación» por lo que está sucediendo en las provincias en relación al aumento de los contagios e insistió con que «la pandemia no se ha terminado».

En este sentido, destacó el rol del Estado para asistir a las necesidades de la sociedad, y les dijo a quienes critican la cuarentena que «el Gobierno nacional puso 3.000 camas de terapia intensiva y cada provincia y cada municipio hizo un esfuerzo para tener más respiradores y camas.

Además, el jefe de Estado puso el acento en el papel del Estado y señaló que «donde hay una necesidad hay un derecho», parafraseando a Juan Domingo Perón y al expresidente Néstor Kirchner, de quien en pocos días se cumplen diez años de su muerte.

Por eso, el Presidente convocó a los argentinos que dicen que quieren irse del país «que se arremanguen» y colaboren para ayudar a los que más necesitan.

Así, el Gobierno nacional puso en marcha así el hospital municipal “Presidente Néstor Carlos Kirchner”, que atenderá a pacientes de PAMI, y en paralelo presentó por videoconferencia obras para la salud en las provincias de Neuquén, Santa Fe y Mendoza.

El Presidente estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; la directora Ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe de la bancada del FdT en la Cámara baja, Máximo Kirchner; y el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk.

 

 

Fuente: La Política Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *