El Gobierno de la Ciudad brinda el servicio de firma digital a toda la comunidad


Desde hace semanas ya se encuentra operativo, no tiene costo alguno y se brinda en el Centro Cívico Municipal, de lunes a viernes de 8 a 13:30 hs. Los interesados deben traer su DNI y solicitar su turno por la web. Los turnos se obtienen en: https://turnos.argentina.gob.ar/turnos/seleccionTurno/327_


 

Por disposición de la intendenta de la ciudad de Salta, Bettina Romero y siguiendo con los ejes de facilitar y agilizar trámites a los vecinos ante la pandemia por Covid-19, desde hace semanas se encuentra en funcionamiento el servicio de firma digital sin costo alguno en el Centro Cívico Municipal.

Cabe recordar que el Gobierno de la Ciudad habilitó el servicio el 30 de abril pasado, cuando la jefa comunal recibió a los senadores Sergio Leavy y Juan Carlos Romero, que fueron los primeros en recibirla.

La firma digital es una técnica utilizada para validar la autenticidad e integridad de un documento electrónico y que se emplea en trámites de los sectores público y privado.

Desde hace semanas ya se encuentra operativo, no tiene costo alguno y se brinda en el Centro Cívico Municipal, de lunes a viernes de 8 a 13:30 hs. Los interesados deben traer su DNI y solicitar su turno por la web.

Los turnos se obtienen accediendo al siguiente link: https://turnos.argentina.gob.ar/turnos/seleccionTurno/327 Se debe concurrir con un dispositivo criptográfico (TOKEN) que deberá cumplir con el estándar FIPS 140-2 nivel 2 o superior que soporte claves RSA de 2048 Bits, y estar homologado por el National Institute Of Standars And Technology (NIST), de acuerdo a lo establecido en la política única de certificación de la AC ONTI.

La firma digital es una herramienta tecnológica que permite asegurar el origen de un documento o mensaje y verificar que su contenido no haya sido alterado. Se trata de una secuencia única de letras y números que vincula al firmante con un documento electrónico.

Se utiliza principalmente para hacer trámites con entidades públicas tales como declaraciones impositivas y notificaciones judiciales, operaciones bancarias, contratos a distancia y documentos de comercio exterior; firmar documentos PDF y correos electrónicos, pero también permite firmar documentos de texto, plantillas, imágenes y virtualmente cualquier tipo de documento. Su tecnología está incorporada en transacciones electrónicas, formularios web y navegación en páginas seguras y se usa como identificación y autenticación en internet y sistemas informáticos.

Para firmar digitalmente una persona necesita dos claves asociadas entre sí que se generan utilizando funciones criptográficas seguras. Una de esas claves es privada y es protegida por una contraseña que sólo es conocida por esa persona impidiendo que otros imiten su firma.

La segunda clave, en cambio, es pública y sirve para que el destinatario pueda verificar la firma hecha por el autor. La clave pública está contenida en un certificado digital junto con la información personal del firmante. Este certificado digital es un documento electrónico emitido por un certificador y sirve para asegurar que una clave pública pertenece a una determinada persona. Así el certificador actúa como una tercera parte confiable entre el emisor y el destinatario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *