Fueron evacuadas un total de 30 personas por la crecida del río Chuscha en Cafayate


Treinta personas fueron evacuadas y asistidas tras la crecida del río Chuscha. Se trata de la segunda crecida de este río en lo que va del año.


En esta oportunidad las familias afectadas  por la crecida fueron asistidas por el Comité de Emergencias de la Provincia.

El organismo trabajó desde el sábado en la noche, cuando se produjeron las inundaciones en varios sectores dentro de la ciudad donde avanzaron las aguas.

Siete familias debieron concentrar la asistencia, en virtud que su situación era de mayor riesgo. El Centro de Operaciones de Emergencias está conformado por autoridades municipales y las diferentes áreas del Comité de Emergencia de la provincia, contando con la colaboración de la Municipalidad de Cafayate a través del Plan de Contingencia.

Por otra parte, el ministro de Seguridad supervisó las acciones del plan de contingencia.

Tras el desborde de los ríos Chuscha en Cafayate y San Antonio en Animaná en la noche del sábado y madrugada del domingo, el titular de Seguridad de la Provincia Juan Manuel Pulleiro, el secretario de Seguridad, Benjamín Cruz, y el intendente Fernando Almeda supervisaron los trabajos, que se realizan con todos los recursos operativos y logísticos necesarios para realizar la asistencia integral.

Turistas 

Los más de 30 evacuados fueron trasladados  a  la casa parroquial La Fraternidad, para el resguardo y asistencia.

La mayoría son  turistas que se trasladaban a San Carlos y Animaná.

Las familias que sufrieron el ingreso de barro en sus viviendas están siendo atendidas por los organismos correspondientes del Comité, 7 casas son las más afectadas en los barrios Banda de Abajo y Banda de Arriba. También se articulan acciones para restablecer los servicios de agua y cloaca afectados  por el evento natural adverso.

Al respecto el ministro de Seguridad, informó que  continúan haciendo relevamientos en distintos sectores, e indicó que desde anoche hay  máquinas de Vialidad Provincial, Nacional, y Recursos Hídricos trabajando, además de la  asistencia que los damnificados están recibiendo  del área de  Asistencia Crítica del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia.

En tanto, la Ruta Nacional  40 está transitable con precaución en cruces de ríos y arroyos por presencia de barro y piedras, y la  Ruta Nacional  68  fue liberada y está  transitable con precaución en algunos  tramos y a media calzada en  otros.

La crecida

Las torrenciales lluvias que se registraron en sectores altos de los cerros de Yacochuya, y la presencia de sedimentos en sectores del puente, provocaron que las aguas ingresaran por las calles de la ciudad cafayateña.

Estas aguas también llegaron a la pileta del Camping Municipal y el balneario convirtiéndolo en un lodazal.

En medios de comunicación de Cafayate se señalaba que los asistidos llegaban en un principio a 200 personas, y que las casas que sufrieron daños serios fueron siete. En enero de este año que finaliza, la situación con estos sedimentos llegó hasta la denuncia en contra de funcionarios. En esa oportunidad, el vecino Félix Eduardo Acosta denunció al Secretario de Recursos Hídricos de la Provincia,  de ese entonces, Oscar Jorge Dean, para que responda por los trabajos que se debían realizar para retirar esos sedimentos que se asientan en ese sector del puente, y que debieran ser retirados cada año antes que se produzca la época de lluvias. También se informaba que se habían producido cortes en las rutas 40 y 68, que se fueron normalizando con el paso de las horas.

 

 

 

Fuente: nuevodiariodesalta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *