Se casó por segunda vez, el hombre al que Meghan Markle le rompió el corazón


Mientras Meghan Markle celebra su maternidad con la reciente llegada de Archie Harrison Mountbatten-Windsor, su primer esposo disfrutó del amor con una ostentosa boda en Estados Unidos.


Bajo una cortina de 32.800 fotos, los invitados fueron testigos del enlace de Tracey Kurland con Trevor Engelson, en Montecito, California, este fin de semana.

El productor de cine le propuso matrimonio a su amada en junio de 2018, dos semanas después de la boda real de Meghan Markle con el príncipe Harry en Windsor, Inglaterra.

En octubre de 2018 se casaron por primera vez, en una íntima ceremonia realizada en una mansión de Hidden Hills, un exclusivo barrio de Los Ángeles donde se sitúan las residencias de algunas de las hermanas Kardashian y otras estrellas.

Pero decidieron casarse nuevamente, y esta vez no escatimaron en gastos. Y es que la esposa de Engelson es nutricionista y proviene de una acaudalada familia.

La boda se realizó en el exclusivo resort Rosewood Miramar Beach en Montecito, California, donde decenas de invitados compartieron en redes sociales algunos de los momentos más divertidos.

De acuerdo con la foto de un menú que una invitada publicó en Instagram, el banquete consistió en ensalada César, hamburguesas y papas a la francesa.

Además de la fotografía del pequeño Archie, los duques de Sussex compartieron un mensaje con sus 7,6 millones de seguidores en la red social.

«Honramos y celebramos a todos y cada uno de ustedes. Hoy es el Día de la Madre en los Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Kenia, Japón y varios países de Europa. Este es el primer Día de la Madre para la duquesa de Sussex», se lee en la red social.

Archie es la versión abreviada de Archibald, de origen escocés y que significa «audaz y valiente»; mientras que Harrison hace referencia a su padre, ya que significa «hijo de Harry». Mountbatten es el apellido de Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II y bisabuelo del bebé.

Cuando el Reino Unido quería conocer todos los detalles del pasado de Meghan Markle, Andrew Morton, el biógrafo de Diana Spencer, indagó en los años de la actriz compartidos con el productor de Hollywood Trevor Engelson.

Se descubrió que después de siete años juntos, la pareja se casó en 2011 en Jamaica, pero dos años después, en 2013, ella decidió terminar todo de manera «cruel», según relató el biógrafo que más incomoda a la familia real inglesa.

Ella vivía en Canadá, debido a su trabajo en la serie Suits, y la distancia con Engelson (quien vivía en California) fue definitiva. Al parecer, Meghan fue contundente al concluir con el amor. En lugar de viajar a Los Ángeles y aclarar como personas adultas que su relación no podía continuar, la actriz y protagonista de la exitosa serie decidió enviarle por correo… el anillo con el que habían sellado su amor dos años antes.

 

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *